Just another WordPress.com site

Ese día…

 Por: Lilia Edith Arenas

     Ese día, era como un día cualquier otro en la escuela de Luis, pero no así para él, ese día que su madre pasó a recogerlo; a la hora de salida la esperaba el maestro con una fuerte queja , así que dirigiéndose a la madre de Luis le dijo:

—Señora, necesito que hable muy seriamente con su hijo Luis, el día de hoy en la clase le ordené en más de una ocasión que guardara silencio y él desobedeciendo mis órdenes hablaba y a veces hasta gritaba.

El maestro sin mediar explicación sólo le dijo que Luis lo había sacado de sus casillas a tal grado de que llegó a gritarle —¡¡Luis…cállate!!, y Luis como si el maestro no existiera en el aula continuaba hablando. Le recomendó a la señora que junto con su esposo hablaran muy seriamente con Luis para que corregir sus modales.

La madre de Luis le dijo al profesor que hablaría con él a fin de que corrigiera su comportamiento, acto seguido abandonó el salón ofuscada y avergonzada por la llamada de atención del maestro, no abandonaba todavía las instalaciones de la escuela cuando recriminó al niño con gritos: —¡¡Porque haces eso!!, —¡¡Es eso
lo que nosotros te enseñamos!!

Al salir por la puerta principal de la escuela la madre se encuentra a Katia, una compañera de Luis y con el propósito de quizá justificar su violenta reacción y disminuir un poco su sentimiento de culpa por el trato dado a Luis,  preguntó  sobre la actitud de su hijo dentro del salón.

—Si señora, es cierto; lo que pasó en el salón fue que el maestro estaba preguntándonos a los del grupo sobre lo que habíamos visto en la clase pasada y Luis le contestaba todas las preguntas, pero el maestro quería que otros  participaran y callaba a Luis, le gritaba muy fuerte ¡¡Luis…cállate!!. Pero él quería seguir participando.

Pregunta: ¿A quién debemos callar?, ¿al profesor partidario de una educación tradicional, verticalista y libresca? ¿O a la madre preocupada porque se ponía en “tela de duda” su actuación recta y autoritaria? O bien a Luis,  inquieto e inteligente que aún sin saberlo en su interior sueña con una escuela donde no solo se reciba “enseñanza”, sino que por el contrario se permita que se compartan conocimientos entre sus iguales.

Nos podemos dar cuenta que en un salón de clases intervienen e  influyen situaciones  de los ámbitos social (la madre al reprender a Luis por su “mal comportamiento”), cultural (el maestro es quien dicta las normas) y podríamos agregar económico, si Luis proviniera  de una familia de escasos recursos económicos, su madre seguramente le habría reprochado el dinero que gasta en su educación y que ella y el padre  ganan con mucho esfuerzo.

¿Qué papel juega el paradigma ecológico contextual en está situación?

About these ads

Comentarios en: "Paradigma ecológico contextual" (14)

  1. Estimados Maestros:
    Comparto con ustedes un excelen trabajo, el cual nos permitirá abrir está sesión virtual sobre el paradigma ecológico contextual y llevarlo más allá de lo teórico, recuerda fundamentar tus argumentos y ser respetuoso en tus retroalimentaciones.
    Muchas gracias a todos por su participación.
    A darle átomos.
    Saludos.
    OJO: Cuando realices tu primer comentario, no olvides marcar las casillas que se encuentran debajo del cuadro de “comentario” para que recibas por email los comentarios y las nuevas entradas.

  2. La escuela dentro del paradigma ecológico es tratada como un ecosistema, donde existe una población compuesta por alumnos padres y profesores. Dentro de este ecosistema se permite concebir un cambio de los procesos formativos, esto dará como resultado el surgimiento de la escuela como una unidad de cambio e innovación educativa. Partiendo de esta premisa y repasando el texto el paradigma ecológico, juega el papel de “conciliador” ya que tiene que generar un clima de confianza entre maestro y alumno para lograr aprendizajes significativos. No se trata de callar al maestro o al alumno sino de conciliar esta relación que existe entre la población del ecosistema.

    • Tristemente los sistemas educativos en la actualidad no es más que una planta procesadora en moldes que preparan a los humanos para la mayoría de los papeles ocupacionales predefinidos. Y aquel que “ejecuta” órdenes es el excelente profesionista. Este elemento de vida humana se ha vuelto tan tradicionalmente arraigado, que muchos consideran falsamente la naturaleza de ‘tener un trabajo’ como una forma de instinto humano. Incluso los padres le preguntan a sus hijos “¿qué quieres ser cuando crezcas?” con la idea de que sólo hay una opción. Esto es perturbador y una violación al potencial humano.
      Los actuales estilos de conducta en sociedad nos mantienen al margen de explotar nuestros potenciales creativos. ¿Cuáles son las cuasi-empíricas facetas de la naturaleza y qué nos enseñan esos entendimientos acerca de cómo deberíamos gobernar nuestra conducta en este planeta?
      Es tiempo de evolucionar a nuevas formas de conducir nuestras vidas.

  3. Es un error ver a nuestros alumnos como seres aislados, cuando se encuentran rodeados de un contexto socioeconomico, familar y escolar, que interactuan para formar la realidad de nuestro estudiante. Depende de nosotros aprovechar todo esto que lo rodea o cerrar los ojos y aferrarnos a la educación tradicional, donde el profesor solo se encuentre preocupado por transmitir una gama de conocimientos aunque nuestro joven no encuentre utilidad en ello.

  4. Rocio:

    La palabra paradigma es la manera en como percibimos el mundo, es decir como personas vamos siguiendo el mismo patrón y en ocasiones podemos cambiar las cosas para no seguir igual.
    Como docente tenemos que convivir con los alumnos diariamente e identificar que cada uno es muy diferente. Aunque en ocasiones cuando ellos tienen un problema no podemos ayudarlos porque tenemos que mantenernos al margen o marcar ciertos límites.
    También cada docente al momento de impartir sus clases van variando mucho porque algunos imparten más teoría que practica o viceversa

  5. Creo que el ambiente de trabajo es fundamental, como vemos el mundo nos permite desenvolvernos, el paradigma ecologista se me hace una alternativa mas para una mejor practica docente, aprovechar todo lo que rodea a nuestros estudiantes para la generación y aplicación de conocimientos e invitarlos a conocer su entorno, creo que la investigación en campo siempre es mas fructífera , hay que aprovechar nuestro entorno y ademas cuidarlo.

    Percibir el mundo que nos rodea no solo es observarlo, hay que vivir dentro de el y conocerlo mejor.

    Hugo said: Me atrevo a decir que muy pocos humanos “observamos” lo que nos rodea, no sabemos observar sino ver. Actos completamente distintos. Estoy seguro que si observaramos estaríamos interesados en participar y mejorar nuestro entorno.

  6. debemos conocer que cracteristicas tienen nuestros alumnos, para así saber sus inquietudes, costumbres y habitos familiares y sociales, que en general la vida de todos los seres humanos son semejantes como la de los alumnos y hacia la de nosotros y viceversa, como ellos enfluyen en nosotros y nosotros a ellos . La sociadad que nos rodea para participar y contribuir en la misma en donde nos consierne, por ejemplo, nuestra familia, sin embargo hay otras en donde no podemos participar en ellas(modelos economicos, politicos). bueno bye.
    ¿nosotros influimos en el contexto o el contexto hacia nosotros?

    • Debería ser un acto reciproco, sin embargo, no somos más que el resultado de miles de años de un “contexto ya establecido”. Nuestras creencias y valores se forman por la cultura y el contexto. Si bien existe una base genética para ciertos atributos y comportamientos humanos, el conocimiento que tenemos y la forma en que pensamos y actuamos respecto a dicho conocimiento es fundamentalmente un fenómeno ambiental.
      Ciertamente, nuestros valores están basados en lo que nos funciona y ayuda para crear vidas más
      “fáciles y mejores”. Si vivimos en un sistema que recompensa la competición, el interés personal
      retrógrada, la corrupción, la vanidad y la arrogancia, entonces esos son los valores que serán
      mantenidos constantemente en la sociedad. Como Ricardo dijo, hay que observar. Aunque mucha gente habla hipócritamente de ‘honestidad, preocupación por otros y humildad’, es fácil ver el por qué estas cualidades no prevalecen, pues el sistema de supervivencia en la sociedad actual no las apoya o refuerza.
      Tristemente, la manipulación de los valores y las creencias para hacer funcionar y mantener el sistema dentro del cual vivimos, nos impide influir como “individuos” en el contexto, quizás sea el momento de hacerlo como masas.

  7. BUENO EL PARADIGMA JUEGA UN PAPEL MUY IMPORTANTE, YA QUE EN OCASIONES LOS PROFESORES ESPERAMOS LO QUE LOS CHICOS NO QUIEREN DAR; ME REFIERO AL HECHO DE QUE UNO QUISIERA QUE TODOS PARTICIPARAN Y NO PASA ESO. EL CONTEXTO EN EL QUE LOS CHICOS SE DESENVUELVEN Y LA MANERA EN QUE SON TRATADOS EN CASA LO REFLEJAN CON FRECUENCIA EN EL SAÓN Y NOSOTROS COMO PROFESORES NO OBSERVAMOS ESTA SITUACIÓN. SERIA IMPORTANTE EMPEZAR A OBSERVAR A CADA ALUMNO DE MANERA INDIVIDUAL Y NO UBICARLOS DE MANERA COLECTIVA Y ESPERAR QUE TODOS ACTUEN DE LA MISMA FORMA.

    • Cuando nos salimos del complejo social y nos examinamos a nosotros mismos y al mundo
      desde una perspectiva “más amplia”, tendemos a encontrar que hay una cantidad tremenda de
      ruido en el sistema. En otras palabras, los fundamentos de la vida se han perdido en un mar de
      obligaciones sociales, ocupacionales y financieras, muchas de las cuales son en gran parte
      artificiales. Por ejemplo, la necesidad de dinero e ingresos pone al ser humano en una posición en
      la que la elección es frecuentemente muy limitada. Usualmente, el trabajo encontrado para
      percibir ingresos no refleja los intereses genuinos de esa persona en particular, ni los intereses de
      la sociedad en su conjunto.
      Que tristeza que por estas “obligaciones” no contamos con los tiempo necesario para poner atención en qué pasa con nuestros hijos.
      ¿Qué propones para comenzar a observar a los alumnos y cambiar la situación que nos aqueja a todos?

  8. lidia perla granados vallejo dijo:

    Hola! a veces como profesores pensamos que lo que preguntamos es algo pequeno e insignificante y que cuando el alumno no contesta, no es porque este de grosero, de apatico o cansado o de majadero, simplemente que como docentes aveces nos hace falta humildad hasta para hacer las preguntas y darle la palabra a los alumno que quieren participar, es necesario que como docentes conoscamos el o los tipos de paradigma que se manejandentro del aula, para que propiamente dejemos participar a los alumnos adecuadamente, ya que como el paradigma contextual ecologico hace referencia de darle herramientas al alumno para que sea competente tanto en lo personal, como en lo escolar y mas a un en lo laboral. esto quiere decir verdaderamente que influimos nosotros como docentes para que los alumno sepan o den una respuesta correcto.

    Profesora, con todo respeto, la exhorto a tener más cuidado con su ortografía y redacción.

  9. El hecho de estar frente a un grupo impartiendo la clase no quiere decir que tengamos que tomar la postura de tirano-dictador donde ejercemos poder desmedido… es nuestro menester no olvidar la responsabilidad social que hemos adquirido al decidir ejercer esta profesión, tener presente que estamos tratando con seres humanos con vivencias y experiencias que sin lugar a dudas enriquecen nuestra práctica como docente, al mismo tiempo que nos da la oportunidad de enriquecernos en nuestro diario vivir.
    Es indispensable proporcionar al estudiante de la pauta pertinente para que emita su punto de vista con libertad procurando e incentivando ante todo el respeto entre iguales.

  10. Veronica Flores dijo:

    Los buenos profesores que tuve como estudiante-adolescente fueron profesores que se preocupaban por el bienestar de todos como alumnos, interactuaban con el grupo y se acercaban preguntando por nuestro bienestar y si algo pasaba trataban de intervenir para que las cosas se solucionaran, eran profesores que no solamente se postraban al frente y ni la mirada nos daban, al paso del tiempo y al convertirme en docente en vez de seguir con este modelo cometi el error de no acercarme a mis alumnos y solo fungir como su profesora, pero ahora con los conocimientos que he adquirido en la edems y con los recuerdos que tengo de esos buenos profesores, caígo en la cuenta de lo importante que es saber como se sienten nuestros alumnos, de lo importante que es hacerlos sentir bien lejos de ser indiferentes y sobre todo saber la razon exacta de sus deficiencias de aprendizaje, ya que solo así podremos encaminarlos y poderlos formar como la reforma lo exige, así mismo para poder entenderlos, primeramente debemos entendernos y observarnos a nosotros como docentes ya que una vez que seamos sensibles y humildes podremos inferir en nuestros alumnos para poder encaminarlos.

  11. Sin duda alguna todas nuestras experiencias nos están mostrando que no vamos por un camino equivocado, sin embargo, debemos seguir luchando contracorriente para lograr cambios signifcativos en nuestras vidas y con nuestros estudiantes. Tristemente los sistemas educativos en la actualidad no es más que una planta procesadora en moldes que preparan a los humanos para la mayoría de los papeles ocupacionales predefinidos. Y aquel que “ejecuta” órdenes es el excelente profesionista. Este elemento de vida humana se ha vuelto tan tradicionalmente arraigado, que muchos consideran falsamente la naturaleza de ‘tener un trabajo’ como una forma de instinto humano. Incluso los padres le preguntan a sus hijos “¿qué quieres ser cuando crezcas?” con la idea de que sólo hay una opción. Esto es perturbador y una violación al potencial humano.
    Los actuales estilos de conducta en sociedad nos mantienen al margen de explotar nuestros potenciales creativos. ¿Cuáles son las cuasi-empíricas facetas de la naturaleza y qué nos enseñan esos entendimientos acerca de cómo deberíamos gobernar nuestra conducta en este planeta?
    Es tiempo de evolucionar a nuevas formas de conducir nuestras vidas.

    Gracias compañeros docentes por participar en este intercambio de ideas, estoy seguro que aprendimos mucho de todos y con los distintos puntos de vista enriqueceremos nuestras formas de percibir los contextos, identificar sus debilidades y trabajar en ellos, por el bien de todos.

    Damos por terminada está sesión, y les anticipo a los compañeros que participaron que tendrán una excelente evaluación en esta parte. A los compañeros que no participaron, los invito a que compartan sus puntos de vista, para nutrirnos como profesionistas y seres humanos y, no pierdan parte de su evaluación .

Los comentarios están cerrados.

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: